La historia de

La Banca
Privada en España:

Creadores de Prosperidad

1800-1933

Los merchant banks en Estados Unidos se conocieron como investment banks (bancos de inversión). Surgieron en los años de la Civil War (1861-1865) y operaron sin someterse a regulación, como shadow banking, hasta la Glass Steagall Act (1933).
El pionero más destacado fue John Pierpont Morgan (J.P. Morgan), que aprendió el negocio trabajando para un merchant bank que había fundado su padre en Londres. En 1858, al volver a Estados Unidos, siguió en el negocio y se convirtió en el financiero más destacado de la Progressive Era (1897-1920), con intervenciones decisivas en los ferrocarriles, el acero, la electricidad y las telecomunicaciones.

La gran banca universal, protagonista del siglo XX español

El sistema bancario español nació del “Desastre del 98”, es decir, de la crisis colonial de 1898 que puso fin al Imperio Español. Al Desastre siguió un exitoso plan de estabilización de la peseta que permitió que el dinero de la repatriación de capitales se invirtiese con provecho en suelo español, destacando la creación de bancos en Madrid, como el Hispano Americano (1900) o Banesto (1902). Las coyunturas expansivas de la Primera Guerra Mundial (1914-1918) (España fue neutral) y la Dictadura de Primo de Rivera (1923-1930) añadieron el Banco Central (1919) y el Banco Popular (1926) a la banca madrileña, que dominaría los rankings hasta el final del Franquismo (1939-1975).

La banca madrileña, como la también poderosa banca del norte (Banco de Bilbao, 1857; Banco Santander, 1857; Banco de Vizcaya, 1901), eran bancos universales o mixtos, es decir, bancos de depósitos y bancos de negocios a la vez. El banco de negocios más genuino de estos años fue el Banco Urquijo, institución fundada en 1918 en Madrid, con orígenes vascos y vinculaciones con los Rothschild, que, en 1944 firmaría un pacto con el Hispano Americano (“El Pacto de las Jarillas”), por el que Hispano y Urquijo actuarían en el futuro de forma simbiótica: el primero principalmente como banco de depósitos y el segundo exclusivamente como banco de inversión industrial. Hacia 1960, los depósitos de las instituciones financieras rondaban el 50 por 100 del PIB, es decir, cinco veces más que en 1900. La Ley de Ordenación Bancaria de 1962 se inspiraría en la Glass-Steagal Act.

De la Glass-Steagall Act y la "represión financiera" a los "eurodólares"

El capitalismo moderno sufrió su primer gran cataclismo con la Gran Depresión (1930-1932), que afectó singularmente a los países líderes de la Segunda Revolución Industrial: Estados Unidos y Alemania. La respuesta en Estados Unidos fue el New Deal de Franklin D. Roosevelt, que incorporaba la Glass Steagall Act, una ley que introducía una clara separación entre bancos de depósitos (la banca comercial) y bancos de inversión, frenando la expansión que habían tenido éstos y dejándoles fuera de los nuevos mecanismos de protección en caso de crisis. La respuesta en Alemania fue la llegada de Hitler al poder, que persiguió con saña a los merchant banks de origen judío, como los Rothschild, y sometió a fuerte intervención al resto del sistema financiero.

El origen de la Banca Privada

INICIO

1800 - 1933

1934 - 1969

1970 - 1980

1981 - 2001